OpenStorage, ¿un disparate?… puede que no

En los últimos meses se ha hablado mucho del software de almacenamiento en abierto y parece que esté suscitando más interés que el software de código abierto en general. Los debates se han alineado en torno a dos posturas básicas sin sentido práctico, aunque hay una observación que está empezando a tomar cuerpo. Habla de importancia para ciertas personas. Por lo general, la gente suele hacer caso omiso de lo que no es más que una simple moda, pero también he comprobado cómo algo que antes no era nada importante pasó a ser absolutamente imprescindible de la noche a la mañana. Al igual que está ocurriendo ante las elecciones presidenciales en Estados Unidos, también estamos tomando posiciones con respecto al software de almacenamiento de código abierto frente al software propietario. Hay bastantes más que unas pocas empresas de arranque interesadas y capaces de diseñar, construir y ofrecer soluciones con un software creado a partir de un software de código abierto. Bueno, incluso cualquiera podría utilizar código abierto para construir un producto propio y cobrar por él… Sería ir en contra del principio elemental de lo que se considera la norma del almacenamiento tradicional, pero lo cierto es que hay montones de software de almacenamiento propietario que tienen su origen en el código abierto, los controladores integrados, sin ir más lejos. Las empresas de sistemas que cuentan con los conocimientos de software, la integración, la colaboración y la comprensión de sus clientes son capaces de crear una imagen similar a la descrita. Y eso va más allá del simple bricolaje.

De hecho, quien posea los conocimientos técnicos para crear tendencias en diseño, estará en condiciones de hacerlo mejor. Tome como ejemplo los llamados disparates que circulan acerca de SSD. Hay quien sostiene que no merece la pena sustituir un controlador de giro por un controlador FLASH utilizando la interfaz de E/S en disco tradicional. Es posible que tenga razón. Sin embargo, si el software hubiera sido diseñado para utilizar el SSD como una caché terciaria entre el disco y el motor de cálculo podría ser diferente. Sí, y podría ser incluso con alguna alteración, como ocurrió a medidados de los 90 con la introducción de memorias muy extensas (VLM), que activaron la aplicación asesina de bases de datos porque los conjuntos de trabajo llegaron a ser mucho más grandes. Los semiconductores hacen algo similar y se refieren al concepto con el nombre de gasoducto. Sí, viejos conceptos que reaplicar con tecnologías más modernas para obtener resultados significativos.

Por lo tanto, no es una simple cuestión de bricolaje. Haga clic en la imagen anterior y descubra lo que ofrece el producto. Una oferta hecha por una empresa que abre caminos en lugar de seguir los ya trazados. Probablemente también sea cierto en su caso si su empresa dispone de las capacidades necesarias para utilizar software de código abierto, diseño de hardware e integración de sistemas. Las grandes empresas también… no sólo las de arranque. Llegan tiempos interesantes…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s