La simplificación del modelo de negocio Coca Cola

Adoro la Coca Cola, es mi refresco favorito. Siempre que tomo una es la de la lata roja… (no esa cosa dietética). Estamos ante un enorme éxito comercial que ofrece al consumo humano un líquido que es sabroso e insípido al mismo tiempo: la Coca Cola Company. Establecida en 1886, suministra 1,5 billones diarios de raciones de unos productos propios cuya variedad supera los 2.800. En un entorno muy competitivo, ha conseguido mantener la demanda de su producto más maduro, "Coca Cola", sin dejar de aportar nuevas bebidas al mercado, como por ejemplo, "Full Throttle". Es destacable comprobar cómo la industria de los refrescos ha logrado convencer a los consumidores para que gasten su dinero comprando agua embotellada que, a su vez, se ha convertido en una gran industria en sí misma. 

El refresco "Coca Cola" lleva entre nosotros muchos años y los consumidores todavía no se han cansado de su sabor. De hecho, en 1985, la Coca Cola Company intentó cambiar el sabor y se ganó la reacción negativa de los consumidores. Todas las empresas persiguen el mismo objetivo: retener a los clientes actuales y conseguir otros nuevos… en otras palabras, crecer. Mientras que la marca "Coca Cola" es una vaca de hacer dinero en todo el mundo (en China sabe un poco diferente), la Coca Cola Company ha llevado a cabo una importante labor para introducir productos innovadores que favorezcan su crecimiento. Igual que casi toda empresa, sea cual sea su antigüedad, trabaja para mantener sus productos básicos al tiempo que presenta los nuevos con la intención de mantener sus ingresos y hacerlos crecer. 

Exactamente igual que los bancos de inversión que hacen distintas apuestas para diversificar los tipos de negocio. Una inversión de capital de riesgo conlleva un riesgo y un retorno de capital mucho mayores que un banco de inversiones cuyos servicios de asesoramiento orientan a las empresas establecidas hacia la venta, compra, fusión, etc. Una pieza clave de la estrategia de cualquier empresa es su capacidad para adaptarse a la mezcla de los productos establecidos y los nuevos. No se puede dejar a unos sin alimento en beneficio de los otros, o la competencia se aprovechará de las circunstancias. La atención de los inversores sólo se puede atraer con un plan que absorba los cambios imprevistos, haga frente a las nuevas condiciones y esté dispuesto a mantener el rumbo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s