La economía mundial es una tortuga…

Haría falta estar muy aislado para poder olvidarse de todos los problemas económicos que afectan al mundo. En los dos últimos meses he estado en Brasil, China e India y me ha impresionado el impacto económico de cada país. Hace un año, en India, me sorprendió la pujanza del índice bursátil de Bombay y la actividad febril empleada en la preparación de los Juegos Olímpicos de Beijing. ¿Quién habría podido imaginar entonces que sólo un año después las cosas serían justamente lo contrario? El desplome del crédito ha herido la confianza de los consumidores de todo el mundo. Los bancos no conceden préstamos e incluso las entidades de capital privado son difíciles de encontrar y las condiciones de crédito que ofrecen son muy poco atractivas. El gasto de los consumidores se ha reducido considerablemente. ¿Se ha dado cuenta de lo mucho que ha bajado el petróleo en pocos días? Algunos países que han prosperado gracias a los beneficios del petróleo se ven ahora incapaces de sostener una economía construida en pocos años. La venta futura de petróleo para los próximos 12-18 meses no parece ahora tan previsible como solía. Hay un exceso de datos sobre energía por todas partes. En India y China hay artículos que hablan de las acciones del gobierno para iniciar proyectos de infraestructura con la esperanza de reactivar su economía una vez más. La reacción del mercado de valores parece estar menos dirigida por lo fundamental y más por el factor del miedo. Miedo porque nadie sabe dónde está el fondo de la pendiente. ¿Qué hará que cambie la confianza para que el consumidor empiece a gastar de nuevo? He leído que aproximadamente el 70% de casi todas las economías están impulsadas por los consumidores. Otro factor importante es el mercado del crédito que permite el acceso al dinero en efectivo por parte de las empresas. También es cierto que los consumidores de algunos países son adictos a un alto coeficiente de endeudamiento por lo que necesitan tener acceso al crédito para volver a gastar. La fórmula para esta solución parece ser bastante sencilla:

Solución = Prestamo + Gasto

No obstante, conseguir el préstamo y realizar el gasto está siendo uno de los graves problemas del mundo. Es muy fácil confiar cuando las cosas van bien, pero mantener la confianza en tiempos difíciles resulta bastante más complicado. Las entidades de capital privado y capital riesgo se harán naturalmente más inflexibles durante las contracciones económicas. La búsqueda de nueva financiación para la creación de empresas va a requerir nuevos inversores líderes. A día de hoy, los bancos del mundo no parecen dispuestos a liberar capital, y tanto las empresas como los consumidores sienten el rigor de la contracción.

El mundo necesita extender de nuevo las manos, las patas, la cola y el cuello y empezar a caminar poquito a poco. Quedarse encerrado en la concha significa no avanzar, sea cual sea el lugar donde se viva. Nos enfrentamos a un problema mundial que debemos resolver.

Advertisements

2 thoughts on “La economía mundial es una tortuga…

  1. hace poco leí un post relacionado con este tema en un portal colombiano sobre las elecciones 2010 en Colombia, está página también trata todo sobre candidatos, encuestas y todo lo relacionado con las elecciones de 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s