Qué es eso de la Comunidad FOSS?

Cada vez con más frecuencia la gente habla del software de código abierto y
me pregunta cómo es posible que genere algún dinero, sobre todo
teniendo en cuenta que se regala. Mi respuesta es muy sencilla y se
resume en pocas palabras: “modelo de negocio“.
El
software de Open Source tiene términos y condiciones de licencia y los
ingresos forman parte del modelo de negocio. Tras haber pasado
personalmente unos tres años al frente y en el centro del mundo del
software de código abierto, he tenido ocasión de explicarlo de mil
maneras distintas tratando siempre de dejar claros los conceptos en
lugar de aferrarnos a los mitos.

Mi última analogía para explicar el software de código abierto consiste en utilizar una franquicia popular de la Liga principal de béisbol a la que muchos conocemos como cliente.  Así pues, hablemos de los Red Sox de Boston. No cabe la menor duda de que estamos ante uno de los equipos de béisbol más prestigiosos del mundo, y mucho más desde que John W. Henry se hiciera con la propiedad del equipo en 2002.

La analogía se puede aplicar ahora a cualquier equipo deportivo, pero yo utilizo específicamente los Red Sox por su presencia, alcance
y magnitud a nivel mundial, lo que viene a ser el caso del software de
código abierto. Si vive en el área de Boston, como yo, sabe de primera
mano que conseguir entradas para uno de los partidos que se juegan en
casa es una adquisición monetaria cara. Incluso aunque ya se tenga
entrada para el partido en casa, hay niveles en el campo que indican en
qué medida se contribuye a los ingresos de los Red Sox por los
servicios prestados:

Son muchos los servicios que se pueden obtener cuando
se está dispuesto a pagar; un asiento de grada para un partido cuesta
26 dólares, mientras que el asiento más barato para ver a los Atléticos de Oakland cuesta 9 dólares… a esto me refiero cuando hablo de alcance y presencia de una comunidad.   Fenway Park es una enorme máquina generadora de ingresos a través de las entradas para partidos, concesión de alimentos, merchandising, derechos de transmisión televisiva y lealtad.

Hablemos ahora de esa gran mayoría que ha elegido no
gastar dinero o que todavía no tiene bastante dinero para ver a los Red
Sox de Boston, un equipo que cuenta con una gran masa de seguidores en
todo el mundo. Ser fan de los Red Sox no cuesta nada, basta con querer
formar parte de la comunidad Red Sox. Cualquiera puede ver, seguir,
animar y tener una experiencia similar a cualquier otro seguidor de los
Red Sox a través de la televisión, la radio, una página gratuita de
resultados por Internet, un periódico o un panel de puntuaciones. Los Red Sox acogen a todos los seguidores de su comunidad sea cual sea el ciclo de modelo de negocio al que pertenezcan. Hay suscripciones
disponibles para cada seguidor en función del nivel de servicio que
puede costear, y hay aficionados fieles que se comprometen de antemano
para varios años de servicio continuado. El punto clave es que los
aficionados (la comunidad) puede ir y venir y gastar o no dependiendo
de su propia circunstancia.  Los aficionados que ven los partidos por
televisión gratuita son los difusores, una parte donde los ingresos no
son lo primordial, mientras que los aficionados de pago son los que
contribuyen al flujo de ingresos de los Red Sox. En última instancia,
ambos tipos de aficionados son clientes de los Red Sox y los Red Sox
satisfacen las necesidades de una gran base de aficionados diversos con
un fin lucrativo.

Desde luego, los Red Sox quieren llegar al mayor número de aficionados de base como sea posible y sin hacer exclusiones demográficas. Por ejemplo, esa niña de 11 años que está sentada en la grada junto a su padre y con un sombrero rosa de los Red Sox puede ser la futura jefa ejecutiva de una empresa incluida en la Fortune 500. Y es posible que su empresa quiera tener una suite corporativa
en Fenway Park algún día. Los Red Sox saben muy bien que los seguidores
jóvenes de hoy pueden ser los seguidores adultos de mañana dispuestos a
contribuir a los ingresos de los Red Sox en el futuro. Cuando juegan
fuera es muy fácil distinguir a los fieles seguidores de los Red Sox en
cualquier estadio de béisbol del mundo, ya sea en Tampa Bay, Baltimore, New York, Oakland, Toronto o en Cleveland.

El modelo de los Red Sox funciona con todos los aficionados en
términos de tiempo y/o dinero, pero sin lugar a dudas, su éxito reside
en que ha sabido hacer crecer su base de aficionados a nivel mundial y
ofrecer un producto superior a su comunidad. Por eso, cuando piense en ejemplos de software de código abierto, piense en los Red Sox y en opensolaris, openoffice, eclipse,
ubuntu, mysql, java, opensuse, glassfish, redhat, apache,
etc. y en el mayor contribuyente de software de código abierto del
mundo. La elección es suya y está en su mano la opción de elegir el
equipo y la comunidad que más le convenga. Los desarrolladores de
muchas de las comunidades de software FOSS se van a reunir en la
CommunityOne West que se celebrará en junio. Haga clic aquí para registrarse.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s